Mi carrito
Updating ...
  • No hay productos en el carrito.
trucos para habitación compartida

Trucos para mejorar una habitación compartida entre hijos

Dormir con tus hermanos es una de las experiencias que recuerdas con más cariño cuando llegas a la edad adulta. Es cierto, que durante la infancia puede ser fuente de pequeños conflictos, pero a los niños les aporta una serie de vivencias muy positivas. Si tienes poco espacio o quieres que tus pequeños duerman juntos por cualquier razón, los siguientes trucos para mejorar una habitación compartida entre hijos te resultarán muy útiles.

Camas para una habitación compartida entre hijos

Las camas son el centro de cualquier dormitorio y cuando se comparte habitación entre hijos es uno de los aspectos más importantes. Por eso, queremos que conozcas las principales opciones con las que cuentas:

  • Camas individuales. Te recomendamos esta posibilidad si el cuarto es muy grande o van a contar con otra habitación para jugar y estudiar. Las camas puedes colocarlas en paralelo o en L, incluso si son tres en U.
  • Literas. Las literas tienen la gran ventaja de contar con varias camas en el espacio de una sola. Las más habituales son de dos plazas, pero también las hay de tres o incluso más camas. No es una opción demasiado recomendable cuando los niños son muy pequeños.
  • Camas compactas. En este caso en un solo espacio puede haber dos camas. Una de las camas se oculta debajo de la otra y se extrae de distintas formas. Hay modelos que cuentan con tres camas. Comprueba si tienes espacio para su apertura, si se abren con facilidad y si las camas quedan a la misma altura.
  • Camas tren. Son una especie de litera, pero debajo de la cama superior se ubica un armario, al que sigue la cama inferior. Esta última también puede tener debajo una tercera cama.
  • Camas abatibles. En cuanto a espacio, son la mejor opción. Durante el día no ocupan casi espacio y durante la noche tus hijos pueden dormir juntos. Hay modelos individuales y también con más de una cama.

Otros trucos para una habitación compartida entre hijos

Después de ver las opciones con las que cuentas para elegir la cama de tus hijos, presta atención a estos otros trucos para una habitación compartida entre hijos:

  • Edad. Si tienes varios hijos, lo ideal es que duerman juntos según la edad que tienen. Piensa que las rutinas serán más parecidas.
  • Armarios. Lo ideal es que cada niño cuente con su armario o al menos con un espacio propio. No solo permitirá mantener el orden, también que cada niño se haga responsable de sus pertenencias. Así, no escucharás el típico: “ha sido mi hermano”.
  • Decoración. Una manera de dividir los espacios en un dormitorio es decorando de forma diferente la zona de cada niño. Pero intenta que siempre haya un nexo de unión.
  • Zona de juegos. Si son muy pequeños, es importante que cuenten con una zona de juegos. Además, debería tener un espacio para colocar los juguetes.
  • Zona de estudios. Es bueno que cuenten con una mesa para dibujar si son pequeños o para hacer los deberes si son mayores. Si no tienes mucho espacio, apuesta por los modelos abatibles.

Seguro que has encontrado muy prácticos todos estos consejos, pero ¿cuáles son tus trucos para que tus hijos compartan dormitorio?

Publicaciones relacionadas